Matilde Asensi y la Trilogía Martín Ojo de Plata

Matilde AsensiCon más de veinte millones de lectores en todo el mundo, la escritora alicantina Matilde Asensi se ha convertido en un referente para los seguidores del best seller de calidad. La revista Qué Leer habla de ella como «la reina de la novela de aventuras».

Estudió periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Trabajó en los informativos de Radio Alicante-SER, Radio Nacional de España (RNE) como responsable de los informativos locales y provinciales, y también ha sido corresponsal de la agencia EFE, y colaborando en los diarios provinciales La Verdad e Información.

En 2007, salió Tierra firme, el primer libro de la trilogía Martín Ojo de Plata, en donde la protagonista es Catalina Solís, una intrépida española que después de lograr escapar de una asalto pirata cuando se dirigía al Caribe comienza una nueva vida bajo el nombre de Martín Nevares. La segunda novela de esta serie, Venganza en Sevilla, fue publicada en 2010 y al año siguiente aparecieron ambas en un libro bajo el título Martín Ojo de Plata. La última parte de la trilogía se publicó en junio de 2012 con el título La conjura de Cortés.

Admira a las mujeres travestidas que habitaron el Siglo de Oro y que para ser libres se vistieron de hombres, como su protagonista, Catalina Solís; abundan en la literatura y las artes plásticas de aquellos siglos dorados, y muchas de ellas fueron enterradas y pasaron a la Historia como hombres.

Según sus propias palabras cuando le preguntan sobre las feministas del Siglo de Oro español

” las mujeres del XVII que rompían con la estructura patriarcal eran de por sí feministas. Claro que existieron y fueron muchas, como Isabel Barreto de Mendaña, convertida en almiranta de 60 galeones cruzando el Pacífico, vestida con las ropas de su marido muerto en plena travesía. Estas mujeres travestidas de hombre eran una realidad social que está reflejada en la literatura, el teatro, la pintura y demás artes y despertaron mi admiración. La nuestra era una sociedad como ahora es la musulmana: la mujer salía tapada y acompañada, era una esclava auténtica y la que se rebelaba era de armas tomar. Hubo incluso almirantes de la flota británica que se descubrieron mujeres a la hora de enterrar sus cuerpos. Muchas de ellas fueron sepultadas como hombres y sus nombres auténticos se perdieron: me encantaría que fueran recuperadas para nuestra Historia.”

Recomendamos la lectura de su trilogía Martín Ojo de Plata (haz clic en el enlace para acceder al contenido en Amazon).