Mary Wollstonecraft

Las primeras Feministas: Primera Ola

La lucha de las mujeres comienza a tener finalidades precisas a partir de la Revolución Francesa, ligada a la ideología igualitaria y racionalista del Iluminismo, y a las nuevas condiciones de trabajo surgidas a partir de la Revolución Industrial.

LA PRIMERA OLA: El feminismo ilustrado y la Revolución Francesa

Siglos XVIII-XIX

“Sin derechos civiles para las mujeres no hay revolución”

La lucha de las mujeres comienza a tener finalidades precisas a partir de la Revolución Francesa, ligada a la ideología igualitaria y racionalista del Iluminismo, y a las nuevas condiciones de trabajo surgidas a partir de la Revolución Industrial. Olimpia de Gouges, en su “Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana” afirma que los “derechos naturales de la mujer están limitados por la tiranía del hombre, situación que debe ser reformada según las leyes de la naturaleza y la razón”.

Amelia Valcárcel afirma que el feminismo tiene su nacimiento en la Ilustración porque como resultado de la polémica ilustrada sobre la igualdad y diferencia entre los sexos, nace un nuevo
discurso crítico que utiliza las categorías universales de su filosofía política, pero de ello no cabe deducir que la Ilustración sea feminista.
En esta época las mujeres se enfrentan a los amos del saber, de la riqueza y del poder.
Piden la abolición de los privilegios masculinos, derechos matrimoniales, derecho al trabajo, a
la educación y al voto.
En la Revolución Francesa las mujeres tomaron clara conciencia de colectivo oprimido, pero todas las mujeres que tuvieron relevancia en la participación política acabaron en la guillotina o el exilio. La República no estaba dispuesta a reconocer otra función a las mujeres que la que no fuera de madres y esposas (de los ciudadanos).
De esta manera, sin ciudadanía y fuera del sistema normal educativo, las mujeres
quedaron fuera del ámbito de los derechos y bienes liberales. Por ello, los objetivos
principales del sufragismo fueron el logro del voto y la entrada en las instituciones de
alta educación.


Olimpia de Gouges

Francia, siglo XVIII

Olimpia de Gouges, escribió “Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana” como una especie de neutralización y compensación ante los “Derechos del hombre y el Ciudadano», que tuvieron origen a raíz de la Revolución Francesa, en la que afirma que los “derechos naturales de la mujer están limitados por la tiranía del hombre, situación que debe ser reformada según las leyes de la naturaleza y la razón”.

“Si la mujer tiene derecho a subir al patíbulo también ha de tener el de subir a la tribuna»



Emilie du Châtelet

Francia, Siglo XVIII

Madame de Châtelet, Gabrielle Émilie de Breteuil, marquesa de Châtelet fue una dama de la alta aristocracia francesa que tradujo los Principia de Newton y divulgó los conceptos del cálculo diferencial e integral en su libro Las instituciones de la física, obra en tres volúmenes publicada en 1740.
Escribió también un interesante Discurso sobre la felicidad, en el que opinaba que la felicidad se conseguía con buena salud, los privilegios de riqueza y posición y también con el estudio, marcándose metas y luchando por ellas. Escribió que el amor al estudio era más necesario para la felicidad de las mujeres, ya que era una pasión que hace que la felicidad dependa únicamente de cada persona, “¡quien dice sabio, dice feliz!”.

“Soy yo misma una persona completa, responsable sólo ante mí por todo cuanto soy, todo cuanto digo, todo cuanto hago, y cuando sumo el total de mis gracias confieso que no soy inferior a nadie”




Mary Wollstonecraft

Inglaterra, s.XVIII

Escribe en 1972 la “Vindicación de los derechos de la mujer”, planteando demandas como la igualdad de derechos civiles, políticos, laborales y educativos, y el derecho al divorcio como libre decisión de las partes. Todas estas demanda impensables para esa época, no fueron tenidas en cuenta.

“No deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas”

Flora Tristán

En el s. XIX, Flora Tristán vincula las reivindicaciones de la mujer con las luchas obreras. Publica en 1842 La Unión Obrera, donde presenta el primer proyecto de una Internacional de trabajadores, y expresa

“la mujer es la proletaria del proletariado […] hasta el más oprimido de los hombres quiere oprimir a otro ser: su mujer.»

Harriet Taylor

Inglaterra, s. XIX

Fue una feminista de la época victoriana. Defendió la igualdad de derechos y libertades políticas y sociales para las mujeres. En 1851 escribió el artículo ‘La liberación de las mujeres’ en la revista The Westminster Review, ven el que apostaba por frenar la tradición y la costumbre que asfixiaba a las mujeres, hablaba de la educación como el camino de la emancipación y defendía el derecho a votar y a ser elegidas.

“Los que tienen el poder consiguen que los súbditos consideren durante mucho tiempo como sus virtudes apropiadas aquellas cualidades y aquella conducta que agradan a los gobernantes”

Las obras más reconocidas de Harriet Taylor son:

  • Los principios de economía política
  • En libertad
  • La emancipación de las mujeres